Cloître de Moissac tourismeCloître de Moissac, joyau de l'art roman
©Le cloître de Moissac, joyau de l'art roman|ADT82-Lauriane Donzelli
Los Grandes sitios de Occitania

Una colección de sitios excepcionales

Ladrillo, arte románico, bastidas, ciudades medievales

¡Los sitios más importantes!

Montauban

Montauban, ciudad de arte y historia

Montauban, su nombre occitano significa «monte blanco». Mientras que aquí ¡no se ve más que rosa!
Rosa la famosa Place Nationale, donde haréis bien… en no hacer nada; rosa las tejas de los tejados de los palacetes construidos con las fortunas acumuladas con el comercio del pastel; rosa la iglesia de Saint-Jacques, el antiguo colegio, el viejo puente que atraviesa el Tarn, que es azul, como para acentuar el contraste. Gran Paraje de Occitania, ciudad de arte e historia, Montauban es una de las más antiguas y mejor conservadas nuevas ciudades medievales del sudoeste.

Moissac – Lauzerte – Auvillar

Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y los pueblos más bonitos

Moissac y su claustro clasificado como Patrimonio Mundial en el título de los Caminos de Santiago es uno de los orgullos del Tarn-et-Garonne. Este lugar mayor del arte románico en Francia es
también un polo frutícola importante, bañado por el Tarn y el Canal des Deux mers. Se puede descubrir Moissac a pie, naturalmente, como los millares de peregrinos.
Se puede visitar la ciudad en bicicleta, gracias a la vía verde que bordea el Canal des Deux mers.
Pero la forma más original de descubrirla es en barco. En 2013 se realizó un nuevo puerto en el Tarn; en este contexto es la ocasión de tomar el soberbio puente-canal Cacor cuyos quince arcos atraviesan el Tarn con una elegancia inverosímil.

Lauzerte revela su carácter defensivo con la barbacana, desde donde se tiene una perspectiva soberbia sobre los pequeños valles del Quercy blanco. La villa está organizada en torno a la iglesia de Saint-Barthélemy, que data del siglo XIII, y de la plaza des Cornières, rodeada de soportales con arcos y casas de los siglos XV al XVIII.

Auvillar ha conservado su plaza medieval triangular donde se levanta el mercado, edificio circular cuya arquería es excepcional por su simetría. Esta bastida es remarcable por la arquitectura de sus casas, con voladizos, molduras y arcos conopiales. Destacan igualmente la iglesia de Saint-Pierre, la Torre del Reloj, la plaza del castillo y el puerto, el convento de las Ursulinas.

Bastidas y Gargantas del l’Aveyron

Un río salvaje y un patrimonio medieval excepcional

En los alrededores de Saint-Antonin-Noble-Val, en el río Aveyron, el piragüismo es el deporte rey. Los más apurados necesitarán tres horas para realizar los 9 kilómetros de descenso. Varios clubes o asociaciones proponen este tipo de actividades. Para el pádel también hay disponibilidad.

Saint-Antonin-Noble-Val es una ciudad medieval en el corazón de las Gargantas del Aveyron, es también un pueblo reconocido por la práctica de actividades al aire libre, por no hablar de los numerosos artesanos, las encantadoras calles y su famoso mercado del domingo. Dominada por el Roc d’Anglars cuyas altas murallas destacan majestaosas Saint-Antonin se encuentra en el valle entre el Aveyron y el Bonnette. Las antiguas casas enredadas por sinuosas calles con sus ventanas geminadas con parteluz, sus arcos góticos o románicos, puertas antiguas, patio abierto, que invitan a pasear y explorar.

Cordes-sur-Ciel y ciudad medieval 

Ciudades medievales: ¡estas bellezas encaramadas!

¡Olvídese de los tacones! ¡A Cordes sur Ciel tampoco se sube en coche! La subida se hace andando, por callejuelas escarpadas y pavimentadas. Se sumergirá de golpe en el ambiente medieval: puertas fortificadas, murallas, fachadas góticas talladas y rincones escondidos. El encanto aparece el primero de todos. Desde lo alto de esta ciudad medieval dominará el mundo y contemplará la historia.

Castillos encaramados, los orígenes de Bruniquel datan del paleolítico, pues se han encontrado vestigios en la cueva de los Pouxet. Este pueblo fue una importante encrucijada en la Edad Media, como testimonian los dos castillos clasificados como monumentos históricos: el castillo viejo (siglos XII y XIII) y el castillo joven (siglo XV).